Quiche de calabaza, bacon y cebollino


Cuando comencé hace casi un añito con este hobby de tener un blog de cocina, me planteaba varios retos. El primero, conseguir organizar mi tiempo para reservar unas horitas a la semana para desarrollarlo. Más o menos, lo voy consiguiendo, aunque a veces me cuesta bastante, porque al final, ¿de dónde saco el tiempo? Pues como todo el mundo, a base de arañar minutos que dedico a otras aficiones, como leer o hacer deporte, o incluso, de horas de sueño...

Otro de los retos que tenía ante mí, explorar nuevas recetas. Este lo estoy cumpliendo, porque no sólo he probado sabores y combinaciones diferentes que nunca había cocinado, como este Pan de Patata, o estos Muffins de chocolate y fresa, también he investigado alguna otra recetilla de cuyo resultado no me quiero acordar... y es que claro está, las "pifias" sirven para aprender y mejorar ¡pero no para publicar en el blog!





Y otro reto que suponía tener un blog, la fotografía. Mejorar mis fotos. Porque me gusta retratar el plato finalizado de la forma más bonita posible, para ilustrar las rectas del blog. Y este, es el que más se me está resistiendo. Hay fotos que me han quedado "apañadas" como éstas del Helado de queso Philadelphia sin embargo, hay otras fotos que tengo pendiente mejorar, como las de la Quesada, con las que no estoy satisfecha y que terminaré repitiendo... El caso es que al final no "dominaba" la cámara. Si un día había buena luz, las fotos quedaban aceptables, pero si otro día no había tan buena luz, o los planetas no estaban en la alineación correcta, entonces, a sufrir... Y es que todo en esta vida tiene un proceso de aprendizaje, y yo ya necesitaba una buena clase de fotografía desde hace tiempo. Así que el pasado sábado por fin pude disfrutar de un taller de jornada completa con Luisa Morón (Cocinando con mi Carmela) y Raquel Carmona (Los Tragaldabas), dos fotógrafas y blogueras encantadoras, cuyos trabajos podéis comprobar en sus respectivos blogs, y poco se puede añadir... sus fotografías hablan por sí mismas! Y en esta jornada estupenda, descubrí por fin... el modo Manual de mi cámara, ese gran desconocido.


Evidentemente, en la fotografía es importante practicar y practicar, así que supongo y espero que la evolución se vaya notando con el paso del tiempo. Pero lo que sí puedo decir, es que se ha abierto ante mí un mundo de posibilidades... ¡Querida cámara, ahora mando yo!

No me enrollo más, os dejo con esta deliciosa receta, que me he recreado fotografiando para estrenar y poner en prácticas mis nuevos conocimientos, y que lo mismo puede servir de aperitivo, de segundo plato, de merienda o de cena. Polivalente y deliciosa, con una hortaliza de temporada como es la calabaza, aromático cebollino y el toque del bacon como contrapunto. 

Pasemos a la cocina.


QUICHE DE CALABAZA, BACON Y CEBOLLINO




Ingredientes:
  • 1 base de masa quebrada
  • 5 lonchas de bacon
  • 250 gr. de calabaza
  • 1 manojo de cebollino
  • 2 huevos
  • 200 ml. de nata líquida 
  • 150 gr. de queso rallado (yo utilicé Emmental, pero podéis usar un queso con más sabor como un curado o un parmesano, o bien un queso más suave como una mozzarella...)
  • 2 cucharadas de AOVE
  • Sal y pimienta

Elaboración:
  1. Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  2. Comenzaremos poniendo la base de masa quebrada sobre un molde redondo y no muy alto. Yo siempre pongo el papel vegetal para evitar que la masa se pegue al molde. Presionaremos bien la masa contra el fondo y las paredes del molde. 
  3. Pinchamos con la ayuda de un tenedor la masa por toda la base y los laterales. A continuación, introducimos en el horno unos 10 minutos para que se cocine, pero estaremos pendientes porque no nos interesa que tome un tono dorado aún. Cuando veamos que la masa comienza a estar cocinada (se pone de color más claro), la retiramos del horno.
  4. Por otro lado, vamos a preparar el relleno. Para ello, ponemos las 2 cucharadas de Aceite de Oliva en una sartén a fuego medio, y añadimos la calabaza cortada en daditos. Sazonamos, dejamos que suelte el agua y la pochamos durante unos 4-5 minutos. Reservamos.
  5. En la misma sartén vamos a saltear ahora el bacon, cortado en tiras menuditas. Cuando esté bien salteado, retiramos y a continuación lo mezclamos con la calabaza  y el cebollino picado al gusto (yo le puse unas 4-5 cucharadas soperas). 
  6. Procedemos a volcar el relleno sobre la base de la Quiche, repartiéndolo bien por toda la superficie. A continuación, ponemos el queso rallado. 
  7. Por último, batimos los huevos con la nata enérgicamente, salpimentamos y añadimos esta mezcla sobre la quiche, dejando que se distribuya por la superficie. 
  8. Horneamos nuestra quiche a 200º, durante unos 15-20 minutos. Como sabéis cada horno tienen sus tiempos así que veréis que está lista cuando la superficie adquiera un tono dorado.

A tener en cuenta: 
  • Si preferís aligerar un poco la receta, podéis sustituir la Nata Líquida por Leche Evaporada Ideal, que es más ligera.
  • Si vais a desmoldar la quiche, es muy recomendable utilizar un molde desmontable y el truco del papel vegetal facilitará la tarea. 
  • Si no vais a desmoldarla y preferís servirla dentro del propio molde, entonces no hace falta usar el papel vegetal, pero en su lugar, debéis impregnar bien con mantequilla toda la superficie del molde, para que a la hora de servir las porciones no se queden pegadas.

No me negaréis que es súper fácil... Podéis jugar con otros ingredientes como cebolla, espárragos trigueros, tomatitos cherrys, salchichas, queso azul... Hay tantas opciones y todas quedan fenomenal. 

Esperamos vuestros comentarios, y si tenéis cualquier consulta o queréis enviarnos vuestra propia versión de esta receta, fotografías o mejoras, podéis hacerlo aquí, nos encantará recibirlas y publicarlas en nuestra sección "Vuestras Fotos"!

Si queréis recibir nuestras recetas "Guta Mamá" en vuestro email, sólo tenéis que suscribiros aquí.
Gracias por vuestro tiempo y hasta la próxima receta!


10 comentarios:

  1. ay que rico!!!!! se me ha hecho agua la boca, voy a intentar esta receta esta misma semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien! Ya nos contarás qué tal! Un abrazo y gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Hola!! bueníííísima la quiche!!
    Solo cambié el cebollino por puerro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El puerro en la quiche queda fenomenal! Enhorabuena y gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. Menuda delicia de quiche que nos has preparado, con ese relleno me parece toda una delicia! Y las fotos hablan por si solas, menuda ricura!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Raul! La verdad es que, las quiche están buenísimas con todo! Y tú eres un experto! Un abrazo para ti también!

      Eliminar
  4. Qué quiché más rica. Tengo que probarla =)
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kim! Anímate ya verás qué rica! Un beso y gracias por comentar ;)

      Eliminar
  5. Siempre que he hecho quiché le he puesto, a la hora de hornear por primera vez la masa, algo que haga de peso encima como por ejemplo garbanzos secos, para evitar que el hojaldre suba.
    Yo hoy la voy a hacer como siempre la he hecho pero con estos ingredientes, pero la pregunta que te quiero hacer es si no se hincha mucho la base cuando la horneas.
    Saludos y gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Heurekas! Si pinchas bien la base de masa quebrada con un tenedor, por toda la superficie y los laterales, la masa apenas subirá. El truco de los garbanzos yo lo uso también con el hojaldre, es estupendo!!! Espero que te guste la receta, gracias por comentar!

      Eliminar

No te vayas sin decirnos algo... Nos encanta leer vuestros comentarios! Gracias!

COPIAR EL FRAGMENTO DE CÓDIGO