Muffins de Chocolate y Fresas (para San Valentín)






Soy tan romántico que a veces pienso 
que debería casarme conmigo mismo 
(Mike Wasousky, Monstruos S.A.)

El amor es una enfermedad mental grave. 
(Platón)

El secreto de un matrimonio feliz es un secreto. 
(Henry Youngman)

El amor eterno dura aproximadamente 3 meses 
(Les Luthiers)

El verdadero amor sólo se presenta una vez en la vida... 
y luego ya no hay quien se lo quite de encima. 
(Groucho Marx)


Sí, queridas y queridos. Estamos en Febrero y... ya sabéis... es inevitable... todo comienza a llenarse de corazones rojos y angelitos con flechas porque llega... San Valentín! Ignorar este movimiento amorosil que inunda escaparates, Pinterest, y El Corte Inglés es imposible...

He comenzado este post con varias frases divertidas de Amor, porque está muy bien esto de dedicar un día especial a los Enamorados, pero sin ñoñerías, por favor! Que una ya tiene una edad... Tampoco soy muy partidaria del matiz "consumista" que cada vez más caracteriza esta fecha, personalmente prefiero las demostraciones "simbólicas" hechas con cariño: preparar a tu pareja un baño relajante cuando llegue del trabajo, su dulce favorito, un masaje o un "montaje" con vuestras mejores fotos y una bonita canción de fondo... Hay muchas formas de celebrar el Amor, sólo hay que pensar en las pequeñas cosas que a tu pareja le pueden alegrar el día!


Como no podía ser de otra manera, en Guta Mamá queremos hacer una propuesta para aquéllos que busquéis sorprender a vuestras parejas con una receta dulce hecha por vuestras manitas, cuya combinación de ingredientes representa el amor y la pasión: Fresas y Chocolate.

Como siempre, muy fácil, apta para principiantes e incluso debutantes. Me vais a permitir además que haga una mención especial a mi amigo P. que hace poco me pedía alguna "receta para enamorar a alguna chica"... Si yo fuese un alma libre, y un chico me trae una Muffin de éstas con un vaso de leche (es que no me gusta el café) sería suya para siempre!!

(Aclaración para mi Ana del futuro: esta última frase es una exageración, a ver si vas a pensar que tu madre era una facilona...;-P ;-D

¡Enciende el horno que hoy vas a triunfar!

MUFFINS DE CHOCOLATE Y FRESAS


Ingredientes (para 12 unidades)
  • 200 gr. de harina normal (o de repostería)
  • 40 gr. de cacao puro en polvo (tipo Valor)
  • 150 gr. de azúcar
  • 125 ml. de Buttermilk casera (125 ml. de leche + 1 cucharadita de zumo de limón)
  • 125 ml. de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de levadura (tipo Royal)
  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 125 gr. de fresas cortadas en trocitos

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 180º (posición calor arriba y abajo)
  2. Elaboramos la buttermilk casera, añadiendo una cucharadita de  zumo de limón a 125 ml, de leche, dejamos reposar durante unos 10 minutos y veréis que toma un aspecto como de leche cortada.
  3. Mientras tanto, tamizamos la harina (para debutantes: pasar la harina por un colador o tamiz) para que quede más fina y con más aire. Aprovechamos también para poner en una bandeja de horno las cápsulas de papel para el horneado de muffins.
  4. Mezclamos bien la harina tamizada, con el cacao puro, la pizca* de sal y la levadura.
  5. Por otro lado, ponemos los huevos en un bol junto con el azúcar, y con las varillas lo batimos bien durante unos 3-4  minutos, hasta que la mezcla esté espumosa (en este paso, es muy recomendable tener batidora, o pedirla prestada, aunque si es por amor y hay que hacerlo a mano, se hace!)
  6. A continuación añadimos el aceite poco a poco, sin dejar de batir.
  7. Después, añadimos del mismo modo el Buttermilk. Y cuando todo esté bien mezclado, se acabó el batir.
  8. Por último, para terminar la masa, añadimos los ingredientes "secos" del paso 3, y con una cuchara de madera o una espátula, mezclamos despacito los ingredientes lo mínimo necesario, hasta que veamos que la ambas mezclas están unidas, y que no se ve harina suelta en la mezcla.
  9. Ahora repartimos la mezcla en las cápsulas con la ayuda de un cucharón, manga pastelera si tenéis, o con una bolsa de conservación a la que cortaremos una esquinita. Llenamos unos 2/3 de la capacidad total, porque la masa crecerá un poquito durante el horneado.
  10. Por último, ponemos varios trocitos de fresa en la superfície de cada muffin.
  11. Horneamos durante unos 18 minutos aproximadamente a 180º. Veréis que están hechas cuando la superfície se vea "cuajada" y no se vean partes "húmedas".
  12. Dejar enfriar, a poder ser, sobre una rejilla.

A tener en cuenta:
  • Estamos haciendo repostería, hay que mancharse, no pasa nada, no me seáis "finolis"
  • Con esta cantidad de fresas, a mí me sobraron unas poquillas, no hace falta que las pongáis todas si ni queréis. A gusto del chef.
  • El Cacao Puro en Polvo (tipo Valor) lo podéis encontrar en cualquier superfície, junto a los Cacaos en polvo.
  • Nota para debutantes: la pizca de sal, es una "pizca" es decir, el pellizquito que cabe entre las yemas de los índice y pulgar.
  • Si mientras rellenas las cápsulas te apetece pegarle un lametón al cucharón, aguántate un poquito hasta el final, no seas cochinote.
  • Cápsulas:  Hay varios tipos de cápsulas para hornear, por lo que os comento varias cosillas para evitar "pinchazos" (por propia experiencia). La masa de los muffins es bastante espesa y grasa, si usáis las cápsulas normales de magdalenas se pringarían bastante y como son muy finas, suele ocurrir que la masa va abriendo la cápsula y os quedarían unas magdalenas planas, o incluso la masa se podría derramar por la bandeja. Pero no os preocupéis, la experiencia es un grado, por eso os estoy avisando, y tenemos soluciones para todo.
    • - Si sois expertos en esto de la repostería, es probable que tengáis moldes rígidos para hornear las muffins. En este caso perfecto, os recomiendo que los utilicéis. Podéis hornear directamente en el molde, o poner cápsula especial para muffins (no se engrasan, se venden en tiendas especializadas de repostería) o cápsulas normales, aunque en este caso tened en cuenta que el papel absorberá grasa (a mis fotos me remito).
    • - Si sois debutantes y no tenéis molde ni queréis comprar, entonces os recomiendo utilizar cápsulas de cupcakes, que son un poco más resistentes que las cápsulas de magdalenas normales y cada vez son más fáciles de encontrar (por ejemplo, en Mercadona las tienen desde hace poco!).  Aún así, os recomiendo usar dos cápsulas, una dentro de otra, para que "resistan" el empuje de la masa.
    • - Si no encontráis cápsulas de cupcakes, podéis usar de magdalenas normales, pero en tal caso, os recomendaría usar tres cápsulas, porque éstas son las más finitas y menos resistentes.
    • Yo utilizo este truco siempre con las magdalenas, por ello tengo cápsulas "feas" que son las típicas blancas más baratinas y son las que pongo fuera y cápsulas "bonitas" que son las que pongo dentro de las cápsulas "feas" y donde echo la masa. Luego una vez horneadas, quito la de fuera y ya está. Con este truco no se abrirán.
  • Un último truco: si la presentación no ha quedado espectacular,  no pasa ná... De sabor estarán buenísimas igualmente, y lo que podéis hacer es pedirle a vuestra pareja que cierre los ojos y se la dáis vosotros... Problema solucionado, jijiji!

Bueno, aunque veáis que el post es largo, es porque pensando en aquellos debutantes que se hayan animado a hacer esta receta, he tratado de exponer con todo detalle tanto la preparación, como los trucos y observaciones que por propia experiencia, resultan útiles a la hora de "estrenarte" en estos menesteres.

Esta receta la encontré en el blog "Cocinando con Neus" y fue un flechazo total.

Esperamos vuestros comentarios, y si tenéis cualquier consulta o queréis enviarnos vuestra propia versión de estas Muffins, fotografías o mejoras, podéis hacerlo aquí, nos encantará recibirlas y publicarlas!

Si queréis recibir nuestras recetas "Guta Mamá" en vuestro email, sólo tenéis que suscribiros aquí.
Gracias por vuestro tiempo y Feliz San Valentín!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te vayas sin decirnos algo... Nos encanta leer vuestros comentarios! Gracias!

COPIAR EL FRAGMENTO DE CÓDIGO