Moussaka de ternera



Se va acercando el verano y ya se nota que los días son mucho más largos... Hasta mi pequeña "socia" Ana a sus dos añitos y medio se da cuenta de esto, porque cuando llega su hora de irse a la cama, como su padre y yo hemos utilizado insistentemente durante todo el invierno el argumento de que "ya es de noche y hay que irse a dormir", pues claro, ahora le decimos que es la hora de irse a acostar y la enana responde: "pero mamá, si es de día..." Y a ver cómo le explicas a un sabijondo de éstos que el grado de inclinación de la tierra está cambiando y que por eso el sol nos da su luz durante más tiempo y que además unos señores que mandan mucho más que papá y mamá deciden cambiarnos los horarios dos veces al año para que andemos medio zombies durante semanas hasta que nos acostumbramos al nuevo ritmo... (Nunca he terminado de entender esta operación del cambio de horario de invierno y  horario de verano... Pero bueno, supongo que eso ya es otro tema.) Finalmente, negociamos con ella que hay que irse a la cama cunado se acaba La Doctora Juguetes, y parece que esto de momento, lo da por bueno.


Así que ya sabéis, lo de "irse a la cama porque ya es de noche" sólo funciona medio año. El otro medio te las apañas como puedas.

Y finalizada esta masterclass de peque-consejos, hoy tenemos una receta 100% mediterránea, típica de un país que hace mucho tiempo estoy deseando conocer, pero que por el momento y como diría José Mota... va a ser que no. Grecia.


Los países que tenemos la suerte de ser bañados por el mediterráneo disfrutamos de una gastronomía muy variada y saludable. Y deliciosa, por supuesto. Esta receta, basada en la original griega, pero versionada a mi manera es un ejemplo estupendo de ello. Verduras, carne y lácteos son los ingredientes que la componen, por lo que es un plato único muy completo para toda la familia. Y si la preparáis para una ocasión especial y tenéis invitados, por ejemplo para el Día de la Madre, es una opción perfecta porque podéis prepararla con antelación y cuando lleguen a comer, sólo hay que meterla al horno.


La moussaka original se prepara con carne de cordero, por si os interesa probarla, pero yo la suelo hacer con carne de ternera. Su montaje es muy similar al de una lasaña italiana, pero en lugar de capas de pasta, lleva capas de berenjena y patata.

Venga, va, vamos a por la receta de hoy.


MOUSSAKA de ternera




Ingredientes (para 6-8 raciones):

  • 400 gr. de carne picada de ternera
  • 400 gr. de salsa de tomate o tomate frito (podéis ver cómo se hace una salsa de tomate casera en esta otra receta que la llevaba)
  • 400 ml. de bechamel (tenéis el paso a paso aquí)
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 2 patatas medianas
  • 1 berenjena grande
  • Queso para gratinar
  • Sal, pimienta, orégano y albahaca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Harina para rebozar (opcional)
  • 100 ml. de vino blanco (opcional)

Elaboración:

En los platos que son entretenidos porque llevan varias elaboraciones paralelas (y he dicho entretenidos, no difíciles, eh?) os recomiendo siempre organizar vuestro tiempo con antelación, para que no tengáis que pasar dos horas seguidas liados en la cocina, que eso harta a cualquiera!! Por ejemplo, en este caso, yo suelo adelantar la preparación del relleno de carne al día anterior, y la bechamel se puede preparar uno o dos días antes. Así, el día que tengáis que prepararla, sólo tendréis que preocuparos de las patatas y las berenjenas, montar el plato, y al horno! En la cocina, como en todo, es muy importante adelantar el trabajo, si queremos evitar "atracones" de fogón.

Vamos a ir viendo, ingrediente por ingrediente, la preparación por separado, hasta que lleguemos al montaje del plato:


  • Berenjenas:

  1. Empezamos lavando la berenjena y cortándola en rodajas gruesas, aproximadamente de medio centímetro. Para que no suelten su jugo amargo en el guiso, debemos sazonarlas bien por ambas caras y ponerlas en un escurridor durante media hora.
  2. Una vez transcurrido el tiempo de reposo (que seguro habréis aprovechado para adelantar otras de las preparaciones...) lavamos las berenjenas, que habrán sudado durante el reposo, y las colocamos sobre hojas de papel de cocina para secarlas bien.
  3. La receta original se prepara friendo las berenjenas. Yo os voy a poner también una alternativa más ligera, que es asándolas en el microondas, también queda rica la receta, aunque claro... fritas en un buen aceite de oliva, son una gloria... Vosotros elegís, que sé que a muchos os puede interesar no ingerir calorías de más...
    • Berenjenas fritas: si optamos por esta opción, os recomiendo antes de freir las berenjenas, pasarlas ligeramente por un plato con harina, y después freir en abundante aceite hasta que estén doradas. Hacedlo de dos en dos, o tres en tres, para que queden crujientes. Las sacamos y las depositamos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Reservamos.
    • Berenjenas asadas en el microondas: si preferimos esta otra opción, ponemos las berenjenas en un recipiente apto para microondas y añadimos un par de cucharadas de aceite, removiendo bien. A continuación metemos el recipiente en el microondas, y tapamos con la tapa especial de microondas. Programamos unos 8 minutos a máxima potencia y estarán listas. Reservamos.


  • Relleno de ternera:

  1. Picamos los dientes de ajo y la cebolla, ponemos una sartén amplia con un chorro de aceite de oliva (unas 5-6 cucharadas aproximadamente) a fuego medio y añadimos los ajos, y un minuto después, la cebolla y dejamos que se vaya dorando, unos cinco minutos.
  2. A continuación sazonamos con sal, pimienta, orégano y albajaca la carne picada y la añadimos a la sartén con la cebolla y el ajo, vamos removiendo de vez en cuando para que se haga, proceso que puede llevar unos 8-10 minutos.
  3. Después de ese tiempo, añadimos a la sartén el vino blanco y la salsa de tomate, mezclando bien con la carne. Mantenemos unos 10 minutos, bajando el fuego para que no se nos pegue. Una vez transcurrido ese tiempo, retiramos del fuego y reservamos para el montaje.


  • Patatas:

  1. Pelamos las patatas, cortándolas también en rodajas del mismo grosor que las de berenjena (aproximadamente, no hace falta que lo midáis, que os conozco!!)
  2. En una sartén profunda ponemos aceite de oliva y las freímos hasta que estén doradas, teniendo la precaución de no poner muchas a la vez (como se haría cuando hacemos tortilla de patatas) ya que queremos evitar que nos queden blanduchas. Yo suelo necesitar unas 4 tandas.
  3. Una vez fritas, las voy poniendo en papel de cocina para que absorba el aceite sobrante, y las sazono. Reservamos para el montaje.


  • Bechamel: Os dejo aquí el paso a paso para hacerla. Fácil y sin grumos!!

  • Montaje del plato:

  1. Tomamos nuestra fuente de hornear y ponemos  un par de cucharaditas de bechamel, extendiento bien por todo el fondo.
  2. A continuación comenzamos poniendo una capa de patata y otra de berenjena. Ojo, esto no es un tetris, no tienen que encajar, y no pasa nada si quedan espacios de separación entre ellas... No perdéis puntos ni nada eh?? ;-D
  3. Seguimos con una capa generosa de relleno de ternera.
  4. Repetimos capa de patata y berenjena (calculad que todavía queda una tercera capa, no os volváis locos poniendo, a ver si luego no os quedan suficientes!!)
  5. Una nueva capa de relleno de ternera.
  6. Y una última capa de patata y berenjena.
  7. Finalizamos poniendo la salsa bechamel por encima, y si nos gusta, queso rallado para gratinar.

  • Horneado:

  1. Metemos la fuente en el horno, precalentado a 200º, y la mantenemos hasta que la superfície esté gratinada. Puede llevarnos unos 20 minutos aproximadamente.

Ojo! Si hemos reservado la moussaka para hornearla más tarde, tened en cuenta que como está fría, en el horno tardará un poco más en calentarse y gratinarse. No os pongáis nerviosos!!

A tener en cuenta:

  • Las raciones resultantes dependen del apetito de los comensales, y también de si se trata de un plato único o va precedido de entrantes. En caso de que no pongáis entrantes, contad con que serán 6 raciones. Si es una comida con invitados y ponéis aperitivos o algún plato entrante, entonces sí puedes cortar 8 raciones.
  • La carne picada que yo he empleado es de ternera, pero si os gusta más, podéis emplear mezcla de ternera y cerdo, o si queréis degustar el sabor original de la receta, podéis comprar una pierna de cordero picada.


Ya veréis qué sabores tan ricos, y tan mediterrános!

Esperamos vuestros comentarios, y si tenéis cualquier consulta o queréis enviarnos vuestra propia versión de esta receta, fotografías o mejoras, podéis hacerlo aquí, nos encantará recibirlas y publicarlas en nuestra sección "Vuestras Fotos"!

Si queréis recibir nuestras recetas "Guta Mamá" en vuestro email, sólo tenéis que suscribiros aquí. Gracias por vuestro tiempo y hasta la próxima receta!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te vayas sin decirnos algo... Nos encanta leer vuestros comentarios! Gracias!