Berenjenas con carne al Parmesano

Los lunes todo vuelve a empezar... La agenda nos presenta una nueva semana, con citas, proyectos, ideas y muchas cosas por hacer. Este fin de semana ha sido de esos que sirven para renovar nuestra energía, porque además de disfrutar de un tiempo estupendo que ya nos sugiere que se acerca la primavera, hemos aprovechado para pasar tiempo juntos y en contacto con la naturaleza, y esa es la mejor forma de cargar las "pilas" y prepararnos para una nueva semana con nuevas oportunidades de hacer las cosas mejor.



Y parte de la culpa de que este lunes estemos a tope, la tiene precisamente el sol. Tomar baños de sol al aire libre (siempre con protección) produce una sensación muy placentera en nuestro estado de ánimo, y ello es debido a que supone múltiples efectos positivos para nuestro organismo:

  • Aumenta la irrigación sanguínea por vasodilatación cutánea.
  • Estimula la formación de la vitamina D, esencial para la salud de los huesos y la piel.
  • Ejerce un efecto reconstituyente sobre las fibras musculares, mejorando su irrigación y nutrición.
  • Produce un efecto relajante en la musculatura.
  • Estimula las defensas.
  • Favorece la regulación hormonal.
  • Estimula la producción de hormonas sexuales.
  • Posee efecto antirreumático.
  • Ejerce un efecto tónico sobre el sistema nervioso vegetativo, lo que ayuda a resolver problemas de astenia y apatía.
  • Mejora el estado de ánimo, por lo que es muy valioso en el tratamiento de la depresión

(Fuente: Inen y  Yasalud)


Así que ya sabéis, a la caza de los rayos de sol para ayudarnos a sentirnos muy muy bien. Y otra cosa que nos hace sentirnos bien es una deliciosa comida! Hoy os traemos un plato riquísimo y completo, que combina las vitaminas de las verduras (berenjena, tomate, ajo) con las proteínas de la carne y del queso. Ideal como plato único! En esta ocasión, no podemos decir que sea rápido... pero sí que es fácil, y el sabor bien merece la pena pasar un ratito en la cocina, os lo aseguro!



BERENJENAS CON CARNE AL PARMESANO


Ingredientes (para 3-4 personas):

  • 2 berenjenas medianas
  • 350 gr. de carne picada 
  • 1 kg. de tomates maduros
  • 1 diente de ajo
  • hierbas aromáticas (albahaca, tomillo y orégano)
  • 250 gr. de queso parmesano
  • 300 gr. de mozzarella de búffala
  • harina 
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • (opcional: vino blanco)

Elaboración:

  1. Comenzamos cortando las berenjenas en rodajas de 1/2 cm. de grosor (aproximadamente). El corte lo podéis hacer a lo ancho o a lo largo, como más os guste la forma.
  2. Ponemos las rodajas en un escurridor y les vamos añadiendo sal una a una, para que suelten el amargor propio de esta hortaliza. Dejamos reposar una hora.

Mientras tanto, vamos a hacer la salsa de tomate: 

  1. Pelar los tomates retirando las pepitas si no os gustan, en mi caso, no lo hice (podéis leer un truco para pelar los tomates fácilmente en las notas del final de la receta) y picar en trocitos pequeños.
  2. Picar el diente de ajo muy fino (en mi caso, utilizamos un exprimidor de ajos).
  3. Poner en una cazuela o sartén un chorrito de aceite de oliva (unas cinco cucharadas) y añadir el ajo picado. Cuando éste comience a tomar color, poner el tomate y mantener a fuego medio unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando para que se haga por igual y no se pegue a la base. 
  4. Añadid una cucharadita de sal, y una cucharadita rasa de azúcar, para corregir la acidez. Añadid también las hierbas aromáticas.
  5. Mantenemos unos 5 minutos más, aprovechad para ir chafando la salsa con un tenedor para que no queden trozos de tomate grandes. 
  6. Probad la salsa por si hubiese que añadir un poquito más de sal.
  7. Retirar del fuego y reservar. Si os gusta muy fina, podéis pasarla por un chino. Yo no lo hice porque nos parece muy agradable la textura que resulta!

Seguimos con la carne:

  1. En una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva, ponemos la carne picada.
  2. Añadimos sal y pimienta y  salteamos unos minutos hasta que esté hecha. Si os gusta el toque del vino blanco, podéis añadirle un par de cucharadas, le aportará mucha jugosidad y un suave sabor.
  3. Reservamos.

De nuevo con las berenjenas:

  1. Entre unas cosas y otras, ya habrá pasado la hora de reposo de las berenjenas. Como habrán "sudado" procedemos a lavarlas y secarlas con ayuda de un paño limpio. 
  2. A continuación, ponemos un poco de harina en un plato y preparamos una sartén con abundante aceite de oliva para freir las berenjenas (la cantidad de aceite, similar a la que usaríais para freir patatas).
  3. Sazonamos las berenjenas y las vamos pasando por la harina
  4. Ponemos las berenjenas a freír en la sartén (las que os quepan sin amontonar, 1 o 2 de cada vez). Les damos la vuelta para que se hagan por los dos lados, y una vez estén doradas, las ponemos a escurrir en un plato con papel absorvente, para que eliminen el exceso de aceite. 
Nota: De esta forma quedan muy sabrosas pero si queréis podéis simplificar y aligerar este paso, haciendo las berenjenas a la plancha (sin harina) o bien colocando las rodajas en la bandeja del horno con un chorrito de aceite, y poniéndolas unos minutos a 180 º  

Los quesos:

  1. Por último, rallamos el queso parmesano y picamos en trocitos la mozzarella. 
  2. Reservamos.

Montaje del plato: 

  1. Precalentamos el horno a 180º
  2. Engrasamos con un poquito de aceite una fuente apta para el horneado y como si fuera una lasaña, ponemos una primera capa de berenjenas.
  3. A continuación, añadimos una capa de carne picada, cubrimos con salsa de tomate y ponemos sobre ésta queso parmesano y mozzarella.
  4. Ponemos una segunda capa de berenjenas, y repetimos la capa de carne picada, salsa de tomate y mezcla de quesos. 
  5. Terminamos con una última capa de berenjenas, salsa de tomate y mezcla de quesos.
  6. Ponemos en el horno y esperamos a que los quesos de la parte superior estén gratinados (unos 10-15 minutos)
En ese momento, estará lista!!

A tener en cuenta: 
  • Truco para pelar los tomates fácilmente: si les hacéis en la base un corte en forma de cruz, como en la imagen, y los ponéis en una cazuela con agua hirviendo durante 1 minuto, será muy fácil pelarlos!
  • Para los que queráis reducir los tiempos de preparación de este plato  podéis utilizar una salsa de tomate ya elaborada (aunque la casera está mucho mejor!!) También podéis preparar la salsa con antelación, así el día que vayáis a cocinar esta receta, el tiempo se reduce bastante... Asímismo, como os he indicado antes, si hacéis las berenjenas asadas en el horno podéis aprovechar esos minutos para rallar el queso, hacer la carne... 
  • Carne picada: en nuestro caso, nos gusta utilizar carne picada de ternera, exclusivamente, pero si lo preferís, podéis utilizarla mixta, de ternera y cerdo.
Es una receta entretenida, lo sé, pero si no estuviese riquísima no la compartiría con vosotros en el blog! Animáos y veréis que merece la pena, y os aseguro que no será la única vez que la hagáis.

Para hacer esta receta me he inspirado en la receta de Melanzzane Parmigiana del blog My Little Things, sólo que en esta ocasión le he añadido carne puesto que me interesaba hacer un plato único para la comida. Pero la receta tal cual está deliciosa! 

Esperamos vuestros comentarios, y si tenéis cualquier consulta o queréis enviarnos vuestra propia versión de esta receta, fotografías o mejoras, podéis hacerlo aquí, nos encantará recibirlas y publicarlas en nuestra sección "Vuestras Fotos"!

Si queréis recibir nuestras recetas "Guta Mamá" en vuestro email, sólo tenéis que suscribiros aquí.
Gracias por vuestro tiempo y hasta la próxima receta!

1 comentario:

No te vayas sin decirnos algo... Nos encanta leer vuestros comentarios! Gracias!

COPIAR EL FRAGMENTO DE CÓDIGO