Carne envuelta en Bechamel

Este mes estamos aprovechando mucho para reciclar, y es que una cosa que debemos evitar a toda cosa es tirar comida. Tenemos muchas recetas que sirven para aprovechar algún resto que tengamos en la nevera, como la Pizza, las croquetas, los revueltos, las empanadillas... Y si no nos viene bien, tenemos el congelador, un gran aliado en la cocina.



Por ejemplo, si hemos comprado unos pimientos ya hace días y aún no los hemos utilizado, una buena opción es trocearlos y guardarlos en el congelador dentro de una bolsa. Así, cuando queramos hacer un sofrito con pimiento, tan sólo tenemos que sacar la bolsa y añadir a la sartén el necesario!

Cualquier guiso o potaje puede ser congelado en raciones individuales, y nos facilitará mucho la labor si comemos en el trabajo de "tupper" ya que el día que nos apetezca, nos lo llevamos y a la hora de comer lo calentamos.

El puré de verduras de los peques... Recuerdo que cuando hacía el puré para Ana, hacía una olla grande y luego lo dividía en raciones y lo congelaba en bolsitas. El día antes siempre sacaba una a la nevera, para que se descongelase despacito, y el mismo día lo calentaba, le añadía la carne o el pescado previamente cocinados a la plancha o al vapor y un chorrito de aceite y lo volvía a triturar todo. ¡Y estaba tan rico! Ana se lo zampaba que daba gusto verla... (Ya pondré un post sobre esto con más detalle, que seguro que os puede ayudar a las mamás con bebés chiquitos).


En fin, en este caso, hoy reciclamos un poco de carne guisada (también vale la del cocido o la que usamos para hacer un caldo) la disfrazamos un poquito y voilá! Tenemos un plato muy rico hecho con la salsa bechamel que os comenté en un post anterior.

CARNE ENVUELTA EN BECHAMEL



Ingredientes:
  • Carne guisada o cocida
  • Bechamel (ver receta aquí)
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva (para freír)

Elaboración:
  1. Comenzamos montando los "paquetitos de carne" Para ello, en una fuente plana ponemos una cucharada generosa de bechamel caliente, y sobre ella, el trozo de carne que vamos a envolver. Repetimos la operación con todos los trozos (ver imagen del montaje:)
  2. A continuación, cubrimos cada trocito con una nueva cucharada de bechamel caliente y dejamos enfriar.
  3. Una vez estén fríos, la bechamel habrá cuajado y procedemos a empanar los "paquetitos". Para ello, batimos un huevo en un plato hondo y rebozamos la carne envuelta por todos los lados, hasta que quede bien cubierta. A continuación la pasamos a otro plato hondo con pan rallado, y lo cubrimos bien. Dejamos reposar la carne envuelta y empanada unos minutos.
  4. Por último freímos en abundante aceite caliente hasta que quede doradita.
  5. Dejamos escurrir en una fuente con papel de cocina para que suelte el exceso de aceite.

A tener en cuenta: 
Para realizar este plato, la bechamel debe estar caliente, por lo que si la habíamos hecho previamente y se ha enfriado, es preciso calentarla de nuevo. La consistencia debe ser espesa, como para hacer croquetas.

No me digáis que no es fácil y "apañao". ¿Y vosotros, hacéis alguna receta de "reciclaje" que os guste mucho?

Esperamos vuestros comentarios, y si tenéis cualquier consulta o queréis enviarnos vuestra propia versión de esta receta, fotografías o mejoras, podéis hacerlo aquí, nos encantará recibirlas y publicarlas en nuestra sección "Vuestras Fotos"!

Si queréis recibir nuestras recetas "Guta Mamá" en vuestro email, sólo tenéis que suscribiros aquí.
Gracias por vuestro tiempo y hasta la próxima receta!



4 comentarios:

  1. esto tiene muy buena pinta y me parece un entrante ideal y completo
    misssandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar, Miss Sandía, es muy resultón! Nos alegra que te guste!

    ResponderEliminar
  3. Qué rica propuesta y que bien aprovechas todo Cristina.
    Me ha encantado lo de congelar pimientos ya troceados y preparados para hacer el sofrito, algunas veces se me ponen pochos y no se me había ocurrido conservarlos así, jajaja, me sacas de mis dulces y soy un poco desastre.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado el truquillo del pimiento! También lo hago con la cebolla y el perejil, y es muy práctico! Un besote guapa! Gracias por comentar. Nos leemos ;D

      Eliminar

No te vayas sin decirnos algo... Nos encanta leer vuestros comentarios! Gracias!