Rollitos de Brioche y Nutella

Hoy os voy a contar mi primera vez. 



Espera, espera! No os asustéis! Que esto sigue siendo un blog de cocina familiar y no hace falta ponerle los dos rombos... (aclaración para mis seguidores asquerosamente jóvenes que no sepan que antes en la tele cuando ponían algún programa o película en la que salían cochinadotas, pues ponían dos rombos en la esquinita de arriba y como antes sólo había dos canales y el otro era muy aburrido, pues los padres mandaban a los niños a dormir diciendo: "a la cama que esto no lo pueden ver los niños")

A lo que iba, que os quiero contar mi primera vez, mis primeros rollitos!


Rollitos de comer, quiero decir! (Que de los otros no pienso decir ni "mú" ;-D) Y es que estoy muy contenta porque el otro día hice por primera vez un brioche! Y me salió riquísimo! Sí, sí, a la primera! ¿Quién dijo eso de que la primera vez nunca sale bien? Sí que sale, y disfrutamos muchísimo. Antes, durante y después.

Uno de los placeres que más disfruto en la cocina es amasar. El olor de una masa de pan como éste, o de una masa de pizza como ésta es un verdadero deleite, el placer de retorcer y estrujar entre las manos la masa, y la satisfacción de degustar su sabor casero me encanta y me hace disfrutar de un buen rato en la cocina y en la mesa. Tenía muchas ganas de probar a hacer un brioche, porque como ya sabéis, soy muy golosa y mi socia no se queda atrás, y estaba segura que un brioche casero le daría mil vueltas a los que se compran y... estaba en lo cierto. Una maravilla. Qué miga tan densa y esponjosa, qué aroma, qué gusto! Y como era la primera vez y no quería asumir más riesgos abrí el tarro de Nutella (otra vez) para terminar de rematar la faena. Acierto total. 


Además para esta receta tuve la suerte de disfrutar con la colaboración de Ana, que me ayudó a hacer la masa, y a rebañar un poquito el bote de Nutella... Así que es una actividad perfecta para hacer con los niños una de esas tardes de Otoño que están por venir, en las que mientras en la calle hace frío y viento, en casa el horno se encarga de aromatizar el hogar con el perfume de un brioche hecho con mucho, mucho amor. 

La receta en la que me basé para hacer este brioche es de un libro completísimo que toda repostera aficionada debería tener en su cocina: "pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes, dulces y salados" de Caroline Bretherton que recopila una buena selección de recetas de repostería y panadería básicas de todo el mundo, con ideas para realizar variaciones, trucos y consejos de conservación. Muy recomendable. 

Y sin más "rollitos" os dejo con la receta, probadla, vais a ver que, como todas las cosas en repostería, siguiendo los pasos indicados, y respetando las cantidades, os sale bien seguro! Ya me contaréis si es fácil o lo siguiente.


ROLLITOS DE BRIOCHE Y NUTELLA

Ingredientes (para 2 brioche de 24 cm.):

  • 125 ml. de agua
  • 125 ml. de leche
  • 100 gr. de mantequilla + un poco extra para engrasar
  • 2 cucharadas de levadura seca de panadería
  • 50 gr. de azúcar blanquilla
  • 550 gr. de harina tamizada
  • 1 cucharadita de sal 
  • 1 huevo
  • 2 yemas de huevo
  • (Aceite y harina extra para engrasar el molde)
  • 150 gr. de Nutella

Elaboración:

  1. Calentar en un cazo el agua, la leche y la mantequilla hasta que se derrita. Después retirar del fuego y dejar que se enfríe, hasta que la mezcla esté tibia. Entonces, añadir la levadura y 1 cucharada de azúcar, tapar y dejar reposar unos 10 minutos.
  2. En un cuenco amplio, poner la harina, la sal y el azúcar restante. Hacer un hueco en el centro y verter la mezcla resultante del paso 1, tibia.
  3. Añadir también el huevo y las yemas batidas y mezclar bien hasta que se haya creado una masa gruesa.
  4. A continuación volcamos la masa en la superficie de trabajo limpia y espolvoreada con harina previamente, y amasamos unos minutos. Si la masa está pegajosa, añadimos un poco más de harina hasta que tenga una consistencia muy suave pero que no se pegue a las manos.
  5. Poner la bola de masa en un cuenco engrasado con aceite y dejar reposar 2 horas.
  6. Transcurrido el tiempo, extender la masa sobre la encimera y formar un rectángulo (aproximadamente 40x30 cm. pero no hace falta que lo midáis es sólo para que tengáis una referencia, calculad a ojo más o menos) 
  7. Pincelar la masa con un poco de mantequilla derretida y a continuación untar una generosa capa de Nutella. Tener la precaución de que la Nutella no llegue  hasta el borde del rectángulo en de los lados. Después, pincelar con huevo batido ese borde que ha quedado sin crema, que utilizaremos a modo de "sellador".
  8. Cogemos el lateral contrario al que acabamos de pincelar con huevo, y comenzamos a enrollar la masa como si se tratase de un "brazo de gitano". Procuraremos que quede bien enrollado, firme pero sin apretar.
  9. Una vez tengamos el rollito hecho, vamos a cortarlo en "rodajas" o porciones de unos 2-3 cm. Para que calculéis deberían salir entre 10-12 porciones. 
  10. Vamos colocando esas porciones en los moldes desmontables, previamente engrasados con mantequilla, y vamos a dejar reposar de nuevo la masa entre 1 y 2 horas.
  11. Después precalentamos el horno a 180º. Pincelamos con huevo batido la superfície de los rollitos y los horneamos hasta que estén dorados (unos 20-30 minutos, en función del grosor y del horno). Para comprobar el punto de cocción si tenéis dudas, podéis pinchar con un palillo, que debería salir limpio para indicarnos que ya está listo.
  12. Por último, vamos a hacer un almíbar calentando 3 cucharadas de agua y 2 de azúcar hasta que ésta última se disuelva. Entonces, pincelamos la superfície de los rollitos con el almíbar y dejamos enfriar. Se puede espolvorear azúcar o canela por la superfície, al gusto.
A tener en cuenta:
  • Para extender fácilmente la Nutella es mejor templarla durante unos segundos en el microondas.
  • Los rollitos se conservan un par de días en un recipiente hermético. Si lo preferimos, podemos congelarlos una vez horneados, o bien congelar la masa tras el primer levado.
  • Podemos hacer los rollitos por la noche y dejar que leven por segunda vez toda la noche en la nevera. Así por la mañana los metemos directamente al horno y cuando estén listos, desayuno recién hecho! En este caso, tened en cuenta que el tiempo de horno se verá incrementado unos minutos.
(Nota: He añadido algunas fotos del paso a paso de la receta para que os sirva de ayuda y de complemento a las explicaciones.)


Espero que disfruéis mucho esta receta, tanto haciéndola como luego degustándola! Si como nosotros sois #muyfan de la Nutella os recomiendo no os perdáis estos Milkshake de vainilla y Nutella que compartí en Ebom. ¡De vicio!

Esperamos vuestros comentarios, y si tenéis cualquier consulta o queréis enviarnos vuestra propia versión de esta receta, fotografías o mejoras, podéis hacerlo aquí, nos encantará recibirlas y publicarlas en nuestra sección"Vuestras Fotos"!

Si queréis recibir nuestras recetas "Guta Mamá" en vuestro email, sólo tenéis que suscribiros aquí. Gracias por vuestro tiempo y hasta la próxima receta!

10 comentarios:

  1. Uauuu que pasada y encima sin canela! me encanta! Tienen muy buena pinta :) vengo del Club me gusta compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ngluglu! Pues te pasa como a mi, los prefiero con chocolate en lugar de canela... Gracias por compartir!

      Eliminar
  2. ¡Que bueno! Me la guardo para compartirla en FB y para mi
    Un besote
    Sam de Tu Cocina Te Llama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sam! Gracias! Ya nos contarás qué te parecen! un besín!

      Eliminar
  3. Madre mía, ¡qué pintaza! Y a mí que no me gusta el dulce y me está apeteciendo probarlos... con eso te lo digo todo :D #ClubMGC

    ResponderEliminar
  4. Mmmhhh... ¡Qué pecado! Acabo de elegir mi capricho semanal (me concedo un "cheatmeal" a la semana, jaja) en este mismo instante así que... ¡Antes de terminar la semana pruebo tu receta!

    Muchas gracias por compartir, me quedo por aquí y nos vemos también en #ClubMGC.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y encantadísima de que te quedes! Espero que disfrutes de tu chatmeal de esta semana, ya me contarás qué tal, aunque te aseguro que merecerá la pena! Un besote!

      Eliminar
  5. Esto es pecado seguro! Madre mía que pinta! Y parecen esponjosos ¿Verdad?
    Me apunto la receta
    Un abrazo!
    http://confieltroycosiendo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Sí Mónica, te lo confirmo: es pecado! Ya nos lo dirás cuando los hagas! Graciaspor tu visita, ahora mismo me voy a verte. Un abrazo!

    ResponderEliminar

No te vayas sin decirnos algo... Nos encanta leer vuestros comentarios! Gracias!