Alimentación: 5 raciones de frutas y verduras al día


DIY: Cajitas para galletas o bombones

Atención al post de hoy! Si te gusta preparar galletas o bombones en casa para regalar, llevar a la oficina o como cortesía cuando te invitan a merendar, te muestro a continuación una pequeña manualidad, o como se suele poner para abreviar: “DIY” que son las siglas de la frase en inglés “do it yourself” y significa “hazlo tú mismo” (hay que ver lo prácticos que son los ingleses, oye)

Aunque la bandejita con blonda es muy cuqui para presentar estas cositas ricas, como podéis ver, con unos vasitos de papel se puede hacer estos bonitos estuches para transportar y regalar lo que queramos:

Necesitaremos:

- Vasos de papel
- Tijeras
- Dos manos y sus respectivos dedos
- pinturas, cintas decorativas, stickers…

Esta manualidad se puede hacer con los peques de la casa, supervisados siempre por un adulto, sobretodo a la hora de usar las tijeras!!

Paso 1: 

Recortar la parte superior del vaso con forma redondeada.

Paso 2: 

Realizar 8 cortes verticales de la misma medida para crear 8 pestañas iguales (podemos dibujar las líneas que nos sirvan como guía en el propio vaso)

Mi robot amasador Bomann


Desde que soy mamá, intento tener a menudo repostería casera, ya que mi socia es muy golosa y de vez en cuando me veo en la obligación de darle algún caprichillo dulce, como merendar un buen trozo de bizcocho casero, o desayunar un par de magdalenas hechas por mamá con mucho amor. 

Así que mi brazo ya era más fuerte que el de Conan de tanto batir y batir de forma manual, pero hace varios meses Bomann entró en mi vida y no le pienso dejar marchar, jajaja! 

Si sois cocinillas y en especial os gusta la repostería como a mí, seguro que habéis oído hablar de este tipo de electrodomésticos. Está muy de moda la famosa Kitchenaid. Sí, es monísima y creo que va de 10, pero amig@s, cuesta casi 600 leureles! Así que en mi casa está más que descartada… Pero hace poquito en la tienda online de María Lunarillos pusieron una oferta del Robot amasador Bomann y lo vendieron como rosquillas; de hecho creo que se agotó en días, así que yo comencé a darle vueltas porque el precio era de 125 euros, mucho más asequible! Durante varios días estuve leyendo comentarios en internet de la gente que lo tenía y finalmente me animé a comprarlo.

Presentar la comida de forma divertida




Seguro que habéis oído muchas veces esa expresión que dice "comer con los ojos", y es que la presentación de los alimentos es muy importante para "captar" al comensal desde el primer momento: una sencilla tortilla francesa puede ser presentada de forma muy atractiva, cuidando detalles como el recipiente que la va a contener, la forma en que se disponga en el plato, o la guarnición que la acompañe. 

En el caso de los peques además es fundamental, porque todo lo que hacen para aprender, lo hacen jugando, divirtiéndose, y nosotros los papás podemos aprovechar eso para presentarles la comida de forma original, que llame su atención, despierte su imaginación y esto les invite a descubrir, tocar y probar.

3 formas deliciosas de tomar fruta


fruitpops plátano y chocolate


Ahora que la peque duerme y no está por aquí supervisando lo que hago, puedo confesar que desde que soy mamá y tengo que ocuparme de que su alimentación sea lo más completa y variada posible, me he convertido en la reina del "camuflaje alimentario". Y es que no hay mejor forma de hacer comer ciertas cosas a los enanos que ofreciéndoselo un poquito disfrazado.

Esto no es nada nuevo, recuerdo cómo de pequeña mi madre me decía, siempre que había puré para comer, que era "de patata" y yo no comprendía cómo podía ser que le saliese de color naranja si las patatas eran blancas, y mucho menos cómo podía saber tanto a... puaggggggg! En cierta ocasión ante mi acoso a preguntas, llegó a reconocerme que tenía un poco de zanahoria...jejeje! Qué difícil se lo ponía... El caso es que ahora me encanta el puré naranja...



Galletas con Súperpoderes... Desaparecen!!


Comenzamos el blog con una receta para triunfar, un éxito garantizado! Lo que más os van a preguntar cuando prueben estas pastitas es: “¿Las has hecho tú?” “¿Me das la receta?”

Madre e hija, y socias también ;D

Mi hija Ana disfruta mucho con la comida, quizá por ello, una de las primeras frases que aprendió a decir fue "Guta, mamá", nunca olvidaré la primera vez que lo hizo!

Y a mí me encanta cocinar y me divierte probar nuevas recetas, así que hemos decidido trabajar juntas en este blog, creando la insignia de "Guta, mamá", que concederemos a las recetas que sean fáciles, resultonas y sobretodo, que le gusten a mi socia!

Esperamos que disfrutéis tanto como nosotras y que nuestro recetario os resulte útil...

¡Buen provecho!




COPIAR EL FRAGMENTO DE CÓDIGO