Pan rústico con harina normal ¡muy fácil!

¿Que aún no has hecho tu propio pan? Eres la resistencia, formas parte de un grupo reducido y selecto y es que hace semanas que es difícil encontrar harina de fuerza y levadura de panadería en las tiendas... hay fiebre panarra generalizada.

En #casagutamama también hemos aprovechado para hacer masas sin compasión, aunque hemos sufrido para conseguir los ingredientes, pero hace unos días pudimos hacer pedido de harina de fuerza en la web de Harina Tradicional Zamorana, que os recomiendo porque tienen un servicio muy rápido y unas harinas estupendas. En cuanto a la levadura, un día haciendo nuestra compra semanal mi marido vio cómo reponían una remesa de levadura fresca, y sabiendo que la levadura para pan es la nueva sangre de unicornio, cogió unos cuantos paquetes y ya estamos surtidos para unos cuantos panes. ¿Sabíais que la levadura fresca se puede congelar? Para usarla, se deja descongelar lentamente en la nevera, y la sacamos a temperatura ambiente un ratito antes de utilizarla.

Pan fácil con harina normal, hogaza rústica fácil, hacer pan con harina normal


El pan que comparto hoy es un pan que puede hacerse con harina normal, harina de fuerza, o mezcla de los dos. Por tanto, puede hacerse perfectamente si sólo dispones de harina normal.

En cuanto al horneado, lo ideal es ponerlo tapado con una fuente apta para horno (la mía es de Pyrex, como ésta) para mantener toda la humedad del pan y favorecer que crezca durante la cocción. Pero si no tuvieses un recipiente o cacerola apta para horno para poder tapar el pan, puedes usar el truco de los cubitos de hielo, añadiendo un par sobre el suelo del horno a la vez que introduces el pan, de esta forma, se creará humedad y el horneado será más favorable.


Espero que disfrutéis mucho con el proceso. Tiene muy poquito tiempo de reposo, y merece la pena meter las manos en la masa.

Pan fácil con harina normal, hogaza rústica fácil, hacer pan con harina normal

PAN RÚSTICO CON HARINA NORMAL 

Ingredientes: 


  • 500 g. de harina
  • 350 ml. de agua templada
  • 15 g. de azúcar
  • 15 g. de levadura fresca (7 g. si es seca)
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 12 g. de sal

Elaboración: 


  • En un bol amplio ponemos 50 ml. de agua templada, el azúcar y deshacemos la levadura fresca removiendo con una cuchara hasta que esté bien disuelta. 
  • Después añadimos al bol el resto del agua, el aceite de oliva y unos 80 g. de harina (reservamos el resto), mezclamos bien y dejamos reposar unos 20-25 minutos, hasta que la levadura se haya activado y la masa esté llena de burbujas.
  • A continuación, añadimos el resto de harina y la sal. Mezclamos bien en el bol con ayuda de un cucharón o una rasqueta, hasta que ya tengamos que ayudarnos de las manos. 
  • Volcaremos la masa sobre una superficie enharinada, nos untaremos las manos con aceite para poder manipular mejor la masa sin que se nos pegue, y la plegamos sobre sí misma cogiendo la masa desde el extremo y llevándola al centro presionando repitiendo este gesto varias veces hasta que estén todos los ingredientes bien mezclados y la masa sea homogénea. Si la masa no tiene la densidad adecuada (si al hacer una bola no se mantiene la forma ligeramente, sino que se desborda, añadimos algo más de harina y amasamos un poco más para integrarla). La dejaremos reposar sobre la superficie de trabajo, tapada con un paño o con film transparente durante media hora. 
  • Una vez transcurrido el tiempo de reposo, con las manos aceitadas presionamos suavemente sobre la masa con las palmas de las manos para eliminar el gas generado, volvemos a plegar la masa formando de nuevo una bola y la colocamos en la bandeja del horno. Le hacemos unos cortes en la superficie (pueden ser tres cortes paralelos, un corte en forma de cruz, o una cuadrícula). Si queremos podemos espolvorear harina sobre la superficie, para un acabado más rústico. 
  • Tomamos nuestro recipiente apto para horno, que nos servirá como "campana" para evitar que el pan pierda humedad en el horneado, aceitamos el interior y cubrimos la masa con este recipiente. 
  • Colocamos la bandeja en el horno, que está apagado (tranquilidad que no nos habíamos olvidado de encenderlo, es que hay que hacerlo así, en frío) y ponemos el termostato a 200º, para hornear nuestro pan durante 45-50 minutos aproximadamente. 
  • Cuando lo saques, con mucho cuidado de no quemarte, comprueba la parte de abajo para comprobar que está bien cocido. Si la base está muy blanca o demasiado húmeda, hornea durante unos minutos más, hasta obtener el grado de cocción deseado. 




Esperamos que disfrutéis mucho de esta receta basada en la del pan fácil de @annarecetasfaciles que es una crack del mundo de blogueros cocineros.

Contadme vuestras experiencias, dudas, comentarios...Podéis escribirme en la cajita de comentarios al final de este post, o en el perfil de @gutamama de instagram o facebook.   Me encanta leeros y conocer vuestras historias y experiencias con las recetas.

Si queréis que las recetas os lleguen a vuestro mail, sólo tenéis que suscribiros a la lista en este link (cero spam, cero cesión de datos a terceros, sólo actualizaciones del blog).

Y si os animáis con la receta y publicáis las fotos, no olvidéis etiquetarnos para que podamos compartirlas en redes sociales y en la sección "Vuestras fotos".

Muchísimas gracias por leernos y ¡hasta la próxima receta!

Comentarios