Galletas de San Valentín

Estas preciosas galletas son sencillas de realizar, tienen un sabor delicioso y un interior tierno que derrite a cualquiera. Por supuesto, al tratarse de unas galletas para una ocasión especial, San Valentín, he cuidado la presentación para que sean tan espectaculares por fuera como por dentro.


Acompáñame y te cuento cómo se hacen.


GALLETAS DE SAN VALENTIN

Ingredientes:
  • 100 gr. Mantequilla a temperatura ambiente
  • 70 gr. Azúcar glacé
  • 180 gr. Harina de trigo normal
  • 20 gr. Harina fina de maíz (tipo maizena)
  • Una pizca de sal
  • 1 yema de huevo
  • Opcional: esencia de vainilla
  • Colorante alimentario en gel o pasta para decorar

Utensilios:
1 bol grande, batidora de varillas, rodillo, cortapastas y sellos.

Elaboración:

  1. Batimos la mantequilla con las varillas hasta que quede cremosa.
  2. Tamizamos el azúcar glacé (esto se hace pasándolo por un colador grande o un tamiz) y la añadimos a la mantequilla, batiendo a velocidad baja hasta que esté todo bien integrado.
  3. Añadimos la yema de huevo y volvemos a batir para integrar.
  4. A continuación añadimos las dos harinas, la pizca de sal y la esencia de vainilla (opcional). Mezclamos con ayuda de una espátula o cuchara de madera, y una vez que se formen una especie de migas húmedas, comenzamos a mezclar con las manos, hasta dejar una masa firme con la que se puede hacer una bola.
  5. Estiramos la masa con la ayuda de un rodillo. Si se nos pega, podemos espolvorear el rodillo con un poco de harina. La dejaremos de un grosor de medio centímetro como mínimo, incluso un poco más queda bien también.
  6. Cortamos con la ayuda del cortapastas y colocamos las galletas en la bandeja del horno, previamente forrada con papel de horno. Tened la precaución de dejar un par de centímetros de espacio entre una galleta y otra, ya que se hinchan un poquito al cocer.
  7. Repetimos la operación de estirar y cortar galletas, hasta finalizar con la masa.
  8. Ahora las vamos a decorar. Si tienes sellos y colorante, sigue leyendo. Si no, vete al paso 9. Cogemos un sello bonito, con forma de corazón, de flores, etc. (aquí os muestro los que he usado yo) y con la ayuda de un pincel, mojamos en colorante alimentario en pasta (os dejo aqui el link a los que yo tengo aunque he visto de otras marcas en muchos supermercados) y pintamos la superficie abultada del sello hasta que quede cubierta de tinta. Plasmamos el sello sobre la galleta, y volvemos a reponer el colorante, para que actúe de tinta sobre la siguiente galleta.
  9. Precalentamos el horno a 160º y mientras coge temperatura, podemos refrigerar las galletas, esto ayudará a que aguanten mejor su forma durante el horneado.
  10. Horneamos durante 10-12 minutos, hasta que estén ligeramente doradas por los bordes, pero estén blancas por la superficie de la galleta. Estas galletas no deben quedar doradas, sino blancas.
  11. Sacar del horno y dejar enfriar sobre la bandeja unos 5 minutos. Despues las colocaremos sobre una rejilla para que terminen de enfriar.
  12. Si en lugar de la decoración con sello, prefieres decorarlas con un baño de chocolate fundido y espolvorearlas con frutos secos, también te van a quedar muy ricas. Otra opción sencilla para presentar las galletas es decorarlas con azúcar glacé espolvoreada por encima, o con una mezcla de azúcar y canela.
A tener en cuenta:

Espero que disfrutéis mucho de la receta y si tenéis cualquier duda, podéis consultarme dejando un comentario al final de este post.

Esperamos vuestros comentarios, y si tenéis cualquier consulta o queréis enviarnos vuestra propia versión de esta receta, fotografías o mejoras, podéis hacerlo aquí, nos encantará recibirlas y publicarlas en nuestra sección "Vuestras Fotos"!

Si queréis recibir nuestras recetas "Guta Mamá" en vuestro email, sólo tenéis que suscribiros aquí.
Gracias por vuestro tiempo y hasta la próxima receta!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te vayas sin decirnos algo... Nos encanta leer vuestros comentarios! Gracias!