Fugazzeta (versión de Guta Mamá)

¿Es una pizza? ¿Es una empanada? No, es fugazzeta. Pero permitidme que aclare que es una versión, porque alguno de nuestros seguidores que nos leéis desde Argentina podríais llevaros las manos a la cabeza si no hago esta advertencia. Incluso así, avisando, sé que alguno de vosotros se va a sentir igual que yo me sentí aquel día que vi con mis propios ojos a Arguiñano ponerle perejil a la Fabada Asturiana. De rodillas frente al televisor grité "¡No, Karlos, no lo hagas, perejil en la fabada nooooooooo!" pero lo hizo. Y mira que me gusta a mí Karlos Arguiñano, que es una de esas personas con las que me gustaría compartir mesa y sobremesa, pero aquella terrorífica escena se quedó grabada en mis pupilas asturianas para siempre.

fugazzeta



Todo empezó en una de esas conversaciones que mantengo con mi hermano de vez en cuando (esto es muy típico en España, echarle la culpa a otro), en las que nos ponemos al día de nuestros descubrimientos culinarios o nuestros experimentos entre los fogones. Él disfruta en la cocina tanto como yo, y un día vio por la televisión la receta de la Fugazzeta, una especialidad típica argentina influencia de la cocina italiana que se llevaron los emigrantes a este bello país a principios del siglo XX. La receta original, la Fugazza, es una variante de la Focaccia o Fugassa, y se trata de una base de pizza muy fina cubierta con cebolla y aderezada con aceite de oliva y un toque de pimienta. Más tarde, surgió la Fugazzeta, que se prepara con una base de pizza, un relleno de queso mozarella, una segunda capa de pizza y la cobertura con la cebolla en la parte superior (todo esto lo pone la wikipedia, para que veáis que me documento para escribir mis post).


Y luego está la versión que se le ocurrió probar a mi hermano David. A ese corazón de mozzarella, decidió añadirle carne picada, y reconvirtió la Fugazzeta en una nueva versión a medio camino entre una pizza rellena y una empanada que se puede disfrutar como plato principal en una comida informal o incluso al aire libre porque es muy completa, y cómoda para llevarte de picnic o de excursión.

Esperamos que os guste nuestra versión, os aseguro que tiene un sabor y una textura deliciosos. Para la masa, podéis utilizar la receta de masa fácil multiusos que compartimos con vosotros la semana pasada, o, si os resulta más cómodo, podéis emplear 2 bases de pizza preparada que se compran ya listas para usar. Vamos a por la receta:


FUGAZZETA DE GUTA MAMÁ


Ingredientes: 
  • 2 bases de pizza (receta de masa fácil aquí)
  • 500 gr. de carne picada (yo utilicé de ternera, pero si preferís de cerdo o de pavo también queda buenísima)
  • 2 cebollas
  • 1 bolsa de queso mozzarella rallado
  • 1 bolsa de mezcla de 4 quesos rallados
  • 3-4 cucharadas de salsa barbacoa
  • Orégano
  • Sal
  • Aceite de oliva
Utensilios: 
  • Molde tipo Quiche o Tartaletas (como el de la imagen)

Elaboración: 
  1. Picamos las cebollas en trocitos y sofreímos en 4 cucharadas de aceite de oliva, durante 8-10 minutos a fuego medio. Retiramos aproximadamente la mitad y reservamos.
  2. En la misma sartén donde hemos mantenido la otra mitad de la cebolla, añadimos la carne picada, sazonamos y rehogamos, mezclando bien todos los ingredientes. Tras unos minutos, añadimos la salsa barbacoa, mezclamos y dejamos rehogar unos minutos más. Después, reservamos.
  3. Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.
  4. Preparamos la primera base de pizza, engrasamos el molde con aceite o con un papel de horno  engrasado y forramos con la base de pizza todo el molde, no importa que los laterales sobresalgan un poco. Pinchamos con un tenedor toda la masa, para evitar que se abombe en el horno.
  5. Introducimos en el horno y la mantenemos dentro unos 8-10 minutos, para que se hornee pero sin llegar a dorarse. La sacamos del horno con cuidado.
  6. Sobre esta base, vamos a poner el relleno de carne picada y cebolla, y por encima, el queso mozzarella rallado. A mí me gusta mucho el queso, por lo que le pongo prácticamente todo el contenido de la bolsa. Si preferís menos, podéis añadir la cantidad a vuestro gusto.
  7. A continuación, tapamos el relleno con la segunda base de pizza, superponiendo los bordes a los de la base inferior, de forma que el relleno no se salga.
  8. Por último, ponemos la cebolla rehogada que habíamos reservado y la mezcla de cuatro quesos (o del queso que más os guste).
  9. Introducimos de nuevo en el horno, subiendo la temperatura a 220º y horneamos durante 10-15 minutos, hasta que el queso se haya gratinado y los bordes de la masa estén tostaditos.
A tener en cuenta: 
  • Podemos cocinar la cebolla y la carne picada por anticipado, y conservarla en la nevera un par de días. De esta forma, el día que nos apetezca, sólo tenemos que montar la fugazzeta y hornearla.
  • Se conserva varios días en la nevera, en un recipiente hermético o bien protegida con film transparente.
  • A la hora de servir, podemos hacerlo en el mismo molde empleado, o podemos desmoldarla y servirla en porciones. Acompañada de una ensalada tenemos una comida completa y saludable que nos aportará la energía de las proteínas de la carne y el queso, los hidratos de carbono de la masa de pizza y las vitaminas y nutrientes de la ensalada.
¿No se os hace la boca agua? Probadla, triunfaréis seguro. Garantía de Guta Mamá.


Por nuestra parte, prometemos preparar también la receta de la auténtica fugazzeta en honor a todos nuestros seguidores argentinos, a los que enviamos un cariñoso saludo, y agradecemos esta receta tan maravillosa que nos hemos atrevido a versionar.

Esperamos vuestros comentarios, y si tenéis cualquier consulta o queréis enviarnos vuestra propia versión de esta receta, fotografías o mejoras, podéis hacerlo aquí, nos encantará recibirlas y publicarlas en nuestra sección "Vuestras Fotos"!

Si queréis recibir nuestras recetas "Guta Mamá" en vuestro email, sólo tenéis que suscribiros aquí.
Gracias por vuestro tiempo y hasta la próxima receta!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te vayas sin decirnos algo... Nos encanta leer vuestros comentarios! Gracias!