#NosGuta: Levadura Madre



Siempre he sido amante del pan. Y aún lo soy. Por eso hoy quiero dedicar un #NosGuta gigante al pan.
Uno de los olores que más me gustaban de pequeña era el de la panadería cuando acompañaba a mi madre a comprar... A unos metros de distancia el olor a masa de pan horneándose inundaba toda la calle. Ese olor.



Hoy todo ha cambiado, y es difícil volver a disfrutar de esa sensación. La mayor parte del pan que se vende en la actualidad, está preparado para ser horneado y consumido en el momento, y dista mucho de la calidad de un buen pan tradicional. Y la opción de hacer tu propio pan en casa es maravillosa, pero para el día a día, con los minutos contados, resulta difícil organizarlo, aunque sea la receta de pan express.


Afortunadamente, no todo está perdido. Aún hay gente que apuesta por los oficios tradicionales, y en concreto, por el de panadero. Gente valiente, como Moncho López, fundador de las panaderías Levadura Madre, en Madrid. Tras 10 años dedicado al comercio en varias empresas, decide dejarlo todo y seguir su verdadera vocación, ser Panadero. El resultado de esa aventura son tres tiendas, una de ellas, la de la calle Doce de Octubre, también es el obrador donde cada madrugada hacen y fermentan sus panes para que a primera hora de cada día todas las tiendas puedan ofrecer a sus clientes sus 30 variedades de pan y sus dulces recién hechos.




Descubrí una de sus tiendas por casualidad, desgraciadamente, ninguna de ellas está en mi "zona" de influencia, pero desde entonces, siempre que puedo, me hago alguna escapadilla a la zona del Retiro, y visito la de la calle Alcalde Sainz de Baranda. Su aspecto exterior es una invitación a entrar, y la primera vez que fijé mis ojos en su interior... ¡No daba crédito! Todas esas variedades de panes, expuestos en bonitas cestas, en muebles de madera, junto a un mostrador cargado de dulces y todo ello decorado con muchísimo gusto. Inevitable viajar al pasado por unos instantes y sentir de nuevo el olor a pan embriagador. Una maravilla.


En su página web se puede comprar online y también es posible reservar plaza para alguno de los cursos y talleres que ofrecen.


Enhorabuena a todo el equipo que forma Levadura Madre, capitaneados por Moncho y Eve, por rescatar el saber hacer tradicional y adaptarlo al mercado actual de forma impecable. Ya lo he dicho muchas veces en mis recetas, cuando algo se cocina con amor, se nota en el resultado.  Probad el pan. Lleva amor.




Y vosotros, ¿tenéis la suerte de tener cerca un obrador de pan del bueno? ¿No echáis de menos el pan de antes?

Gracias por leernos y buen fin de semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te vayas sin decirnos algo... Nos encanta leer vuestros comentarios! Gracias!