Cómo hacer Pasta fresca: Tallarines con salsa de nata y bacon

Hace sólo unas semanas que llegó a mi vida. Siempre la había mirado desde la lejanía y no imaginaba que un día terminaría cocinando junto a ella... Pero todo cambió cuando hace unas semanas recibí un regalo, hecho con mucho cariño por unos compis muy especiales, y al abrirlo, allí estaba ella y pensé: "Sí, este es el momento, me apetece, me encuentro motivada y tengo un blog que me reta a mostrar mis mejores trabajos en la cocina... Ha llegado la hora de aprender a hacer Pasta Fresca".


Y es que el regalo era, como ya habréis imaginado, una máquina de hacer y cortar pasta. Concretamente, ésta:

http://www.imperia.com/prodotti/titania.php

Para más señales del destino, Noelia, de La Cucharina Mágica, otro de mis blogs de cocina favoritos, y con la que además tengo un común una preciosa tierra de origen: Asturias, publicó un magnífico tutorial en su blog de cómo hacer pasta fresca en casa, paso a paso, tanto con máquina como a mano.

Y ya no pude resistirme: con la música de Rocky sonando en mi cabeza (os la dejo abajo por si también os motiva) me puse mi delantal, localicé mi rodillo y me enfrenté a la Imperia Titania en un primer asalto del que salí de la cocina airosa con mis primeros tallarines caseros y una sonrisa de oreja a oreja.


Siempre había pensado que hacer pasta fresca era mucho más difícil. Está claro que es más fácil abrir un paquete de pasta comprada y ya está, pero el sabor, la tranquilidad y la satisfacción de realizar este alimento con ingredientes caseros compensa el ratito que hay que echar de más. En mi caso, conté con la ayuda de la máquina, y reconozco que facilita muchísimo las cosas. Si estáis pensando en comprar una, probad primero a hacer pasta a mano, y si os gusta el resultado y creéis que la váis a utilizar, entonces adelante! En mi caso, he pasado de no tener máquina a resultarme ahora una gran aliada!


A continuación os explicaré cómo hice la pasta fresca, teniendo que resolver algún pequeño contratiempo producto de la inexperiencia, y por último, finalizaremos con la receta de la salsa con la que serví este plato.

Pasamos a la cocina!

CÓMO HACER PASTA FRESCA


Existen muchas fórmulas para hacer pasta, la básica es 100 gr. de harina + 1 huevo M por persona. No obstante esta receta admite muchas variaciones e incluso añadidos de otros ingredientes para darle a la masa un toque de color. A continuación os muestro la que he realizado yo:

Ingredientes (para 300 gr. de pasta):
  • 210 gr. de harina de fuerza 
  • 90 gr. de harina normal
  • 3 huevos M

Elaboración:

  1. Se tamizan las dos harinas para que queden bien mezcladas y se pone formando un volcán en una superficie limpia.
  2. A continuación, se baten un poco los huevos y se ponen en el centro del volcán.
  3. Procedemos a añadir poco a poco la harina de los laterales hacia el centro, y vamos así formando la masa.
  4. Amasamos durante unos minutos, hasta que la masa sea elástica y homogénea.
  5. Hacemos una bola, envolvemos en papel film y dejamos reposar durante 1 hora.
  6. Una vez transcurrido el tiempo de reposo, enharinamos la superfície de trabajo, y procedemos a dividir la masa en tantas partes como huevos hayamos puesto. En mi caso, 3 partes.
  7. Tomamos una de las partes y vamos alisando con el rodillo, dejando la masa de un grosor aproximado de medio centímetro.
  8. A continuación, tomamos la masa, siempre enharinada para que no se pegue, y la pasamos por la máquina de alisar varias veces, disminuyendo progresivamente el grosor hasta que la plancha resultante sea de nuestro agrado. Si no disponemos de máquina, sería preciso alisar manualmente con el rodillo, doblando la masa sobre sí misma un par de veces para volver a alisar de nuevo, hasta que tenga el grosor deseado.
  9. Finalmente, vamos a dar el corte a nuestra pasta. Si fuese para una lasaña, habría que utilizar una plantilla (se puede hacer con una hoja de papel de horno, para que todas las planchas sean iguales y quepan en la fuente que vamos a utilizar). En el caso de que sean tallarines, se enharina bien la masa, se enrolla y se cortan tiras del grosor deseado (como si fuese un rollo de bizcocho).
  10. Procedemos de igual forma con el resto de trocitos de masa que habíamos reservado.
  11. Dejamos secar la pasta durante 1 hora, aunque este paso es opcional, si no tenéis tiempo, como era mi caso, se puede hervir directamente, acortando el tiempo de cocción.
  12. Por último, ponemos una cacerola con abundante agua (en mi caso, 4 litros) y sal (en mi caso, una cucharada sopera) y cuando ésta rompa a hervir, añadimos la pasta y la mantenemos hirviendo durante unos minutos. El tiempo dependerá de la receta de pasta utilizada y también influye si la habéis dejado secar o no. Para que tengáis una pequeña guía, tened en cuenta estos tiempos, aunque siempre es recomendable que vosotros vayáis probando la pasta hasta que esté en el punto deseado. Tened en cuenta que luego hay que volver a cocinarla un minuto más con la salsa de acompañamiento: 
    • Si no hemos dejado secar la pasta: 2 minutos
    • Si hemos dejado secar la pasta: 3 minutos
  13. Cuando esté en el punto que nos interesa, la retiramos inmediatamente del agua con ayuda de un escurridor.
¡Nuestra pasta casera está lista!

A tener en cuenta: 
(todo ello, por propia experiencia):

  • Los huevos deberán estar a temperatura ambiente, para que sea fácil trabajar con ellos, de lo contrario, la masa puede quedar dura y difícil de manejar.
  • Las cantidades de harina nunca son exactas, puesto que cada harina absorve los líquidos de distinta forma, por lo que un buen consejo para la primera vez que hagáis la masa, es reservar un poquito de harina sin añadirla al "volcán", y cuando tengamos ya la masa formada, si vemos que está demasiado pegajosa y necesita más harina, la agregamos.
  • Si, en caso contrario, nos hemos pasado con la cantidad de harina, y notáis la masa dura y difícil de trabajar, podéis añadir un poquito de agua templada y mezclar bien hasta que la masa quede más blandita y elástica, sin resultar pegajosa.
  • Nota para prisillas como yo!! Tuve que acortar el tiempo de reposo de la bola de masa y sólo la mantuve media hora, a pesar de ello, quedó bien.
  • La pasta fresca se puede congelar. En este caso, es necesario dejarla secar una hora y a continuación, introducir en un recipiente hermético donde se podrá conservar hasta 2 meses.
  • Tened en cuenta que la pasta se hincha un poco durante la cocción, por lo que quedará un poquito más grande.
  • Cuando vayáis a escurrir la pasta, podéis guardar un poco de agua de la cocción para añadirla a la salsa, de esta forma quedará muy jugosa.
******

TALLARINES CON SALSA DE NATA Y BACON


Ingredientes (para 4 personas):

  • 4 raciones de tallarines frescos ya hervidos y escurridos
  • 5 lonchas de bacon
  • 300 ml. de nata líquida
  • 2 lonchas de queso (edam, emmental, cheddar, quesitos...)
  • 1/2 cebolla
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

Elaboración: 

  1. Picamos la cebolla en trocitos, no hace falta que sean muy pequeños, a vuestro gusto.
  2. En una sartén ponemos 3 cucharadas de aceite de oliva y añadimos la cebolla para que se dore.
  3. A continuación, añadimos el bacon troceado, y dejamos que se cocine junto a la cebolla durante un par de minutos.
  4. Después añadimos la nata líquida, y añadimos sal (aproximadamente una cucharadita de café rasa), removemos y dejamos que empiece a hervir.
  5. En este momento, añadimos el queso y mezclamos para que se derrita.
  6. Dejamos hervir a fuego lento durante 5 minutos hasta que la salsa espese.
  7. Por último, añadimos los tallarines y salteamos durente un minuto.
Y a disfrutar de vuestra creación. Os aseguro que notaréis la diferencia... En mi casa ya somos #muyfans de la pasta fresca casera.

Esperamos vuestros comentarios, y si tenéis cualquier consulta o queréis enviarnos vuestra propia versión de esta receta, fotografías o mejoras, podéis hacerlo aquí, nos encantará recibirlas y publicarlas en nuestra sección "Vuestras Fotos"!

Si queréis recibir nuestras recetas "Guta Mamá" en vuestro email, sólo tenéis que suscribiros aquí.

Gracias por vuestro tiempo y hasta la próxima receta!


2 comentarios:

  1. Qué buena pinta, ay que ganas de probar a hacer pasta fresca...me falta la máquina, pero es que acumulamos tantos trastos en la cocina jeje
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, tienes razón, yo tampoco me planteaba comprarla pero ha sido un regalo, le he hecho hueco y estoy encantada! En mi opinión, merece la pena... Gracias por comentar! Un besito!

      Eliminar

No te vayas sin decirnos algo... Nos encanta leer vuestros comentarios! Gracias!