Focaccia

Últimamente estoy haciendo muchas masas... Y en concreto, de pan. Y es que adoro el pan, cada variedad, sabor, textura... Si habéis comido alguna vez en un restaurante italiano (y si el restaurante italiano estaba en Italia, pues mejor aún) seguro que habréis probado este delicioso pan condimentado, la focaccia.

focaccia

Bizcocho de naranja y canela

Ya sabéis que soy #muyfan de la repostería casera de toda la vida. Casi todas las semanas en casa horneamos un bizcocho o unas magdalenas, y ahora que cuento con mi socia como pinche, estamos encantadas de pasar ese ratito juntas en la cocina. 

bizcocho de naranja y canela gutamama

Y es que hacer un bizcocho es sencillo y en apenas una hora, si no queremos esperar a que se enfríe, podemos tener en nuestro paladar un pedacito dulce que nos hará disfrutar de un desayuno o una merienda deliciosos.

Pechuga de pollo rellena de espinacas, queso crema y nueces

Hoy retomamos el Reto Qué Rico Mami... Hacía algunos meses que no participaba y tenía ganas de retomarlo de nuevo. Para los que no conozcáis el reto, se trata de un grupo de blogueras que los días 7 de cada mes publicamos receta de la temática elegida por la anfitriona, teniendo en cuenta que deben estar hechas pensando en los peques de la casa.

Este mes, la anfitriona es Patty`s Cakes y nos ha pedido que elaboremos una receta basada en una original publicada en un libro de cocina. Para esta ocasión, he elegido un libro que me regalaron hace poco al que ya estoy sacando jugo: se trata de Recetín, el libro de recetas del blog llamado de la misma manera. Las recetas que nos proponen son perfectas para niños, y además vienen organizadas como menús semanales revisados por una nutricionista.


Fugazzeta (versión de Guta Mamá)

¿Es una pizza? ¿Es una empanada? No, es fugazzeta. Pero permitidme que aclare que es una versión, porque alguno de nuestros seguidores que nos leéis desde Argentina podríais llevaros las manos a la cabeza si no hago esta advertencia. Incluso así, avisando, sé que alguno de vosotros se va a sentir igual que yo me sentí aquel día que vi con mis propios ojos a Arguiñano ponerle perejil a la Fabada Asturiana. De rodillas frente al televisor grité "¡No, Karlos, no lo hagas, perejil en la fabada nooooooooo!" pero lo hizo. Y mira que me gusta a mí Karlos Arguiñano, que es una de esas personas con las que me gustaría compartir mesa y sobremesa, pero aquella terrorífica escena se quedó grabada en mis pupilas asturianas para siempre.

fugazzeta


COPIAR EL FRAGMENTO DE CÓDIGO